Cuatro agujeros esperándote

Dos coños rasurados, dilatados y ansiosos, hambrientos de polla, junto a dos anos apretados y fruncidos, esperando a que te los folles, impacientes por sentir tu verga gorda y dura penetrándolos sin parar, hasta que les regales tu corrida, rellenándolo